Cuentos de terror Sospecha de un suicidio

Cuentos de terror Sospecha de un suicidio

Daniel era caricaturista político en un diario local. Su sección era una de las más vistas en ese periódico, ya que sus cartones reflejaban la situación de su país, de una forma satírica e inteligente.

Lo que muy pocos sabían es que de vez en cuando tenía premoniciones nocturnas. Es decir, soñaba con acontecimientos que estaban por suceder. No sólo en su patria, sino que también estos podían ocurrir en otras partes del mundo.

El nunca alertó de los hechos a las autoridades, pues como ya había comprobado que algunas se habían vuelto realidad, creyó que la policía lo encerraría para interrogarlo.

Un día mientras estaba soñando, tuvo un episodio onírico en el que vio a un hombre lanzándose del puente más alto de la ciudad. En el sueño Daniel vio su reloj y se dio cuenta de que éste marcaba las 11:00 de la noche del 31 de octubre del año en curso.

Aguardó pacientemente a que la fecha llegara. Ese día pidió un taxi, mismo que lo condujo al puente con el fin de evitar el suicidio. El cielo estaba cubierto por nubes negras, los pocos autos que circulaban por la estructura metálica, lo hacían muy despacio, debido a que la superficie del puente estaba inundada.

Súbitamente uno de los automóviles se detuvo y de él bajó un hombre vestido exactamente igual al que Daniel había visto en su sueño. Velozmente el caricaturista se acercó a él para evitar que éste se arrojara.

Sin embargo, cuando lo tomó del brazo, se dio cuenta de que aquella criatura era una calavera envuelta por vendas. Quiso gritar pero la voz no salió de su garganta. Fue entonces cuando la criatura lo sujetó a él y lo aventó del puente.

En la actualidad, somos muy pocos los que recordamos lo acontecido en un mes de octubre dos décadas en el pasado. No obstante, para que no se olvide, decidí incluirla en mi blog de cuentos de terror.